25 octubre 2012

Marimekko y el optimismo

Como buena finlandesa (de corazón) soy una rendida admiradora de Marimekko. Me gustan sus estampados, su ropa, sus cerámicas, sus complementos. Me gusta el espíritu de la marca, su mezcla de lo tradicional con lo moderno, su apuesta por los jóvenes sin olvidar a los veteranos, su síntesis de lo funcional con lo ornamental. Me gusta y me inspira la historia de su fundadora, Armi Ratia, una mujer original y revolucionaria decidida a arrojar un poco de color y optimismo en una Finlandia empobrecida y devastada por la 2GM, que se embarcó en un proyecto visionario y personal en un momento en que los ánimos estaban por los suelos y la economía por los sótanos. Una historia para revisar en los tiempos que corren por estas latitudes, por cierto.

Armi Ratia, además de una tipa valiente y emprendedora (no olvidemos que estamos en los años 50) era lista e intuitiva, y se rodeó de talentos como Maija Isola o Vuokko Nurmesniemi, que crearon diseños de grán éxito convertidos hoy en iconos de la marca. Fiel al espíritu de la Sra. Ratia, Marimekko sigue buscando la colaboración de jóvenes y brillantes diseñadores que mantienen la marca viva y en movimiento, gente como Erja Hirvi, Maija Louekari, o Sanna Annukka, de la que también soy muy, muy fan (y recomiendo pasarse por su web para ver sus ilustraciones y colaboraciones no textiles).

De vez en cuando me doy una vuelta por la web de Marimekko para ver qué están haciendo, para mí es una fuente infalible de inspiración y de motivación. Y también de frustración, porque no venden en España :(
En mi paseo de hoy he recopilado algunas fotos de su última colección de moda y textiles:

Marimekko prints 2012

Esta ropa me la pondría a todas horas para pasar un invierno feliz:
Marimekko fashion AW12
Y de propina un video de buen rollo porque estoy harta de malas noticias, recortes y primas de riesgo: Marimekko village and the emotional quality of life. Ala.

04 octubre 2012

Aceptación

Muchos proyectos, ideas en ebullición, bocetos en cada libreta, ganas de probar cosas nuevas... pero el cuerpo y la energía siguen sin acompañarme. Habrá que resignarse y conformarse de momento con ir acabando mini-proyectitos que llevan meses en el cajón. Y respirar hondo.

 
Blogging tips